Constantemente tengo que hacer administración de servidor vía VPN y el rango de direcciones IP son siempre las mismas, por lo cual tengo el aviso de posible «main-in-the-middle».

Se puede hacer una ejecución del ssh con la siguiente sentencia para evitar la validación del fingerprint, siempre y cuando conozcamos que el destino es confiable.

ssh -o "StrictHostKeyChecking no" [email protected]

Una solución práctica sería hacer un atajo para ella.