Volví de Mendoza de pasar el fin de semana con mi chica pero no volví con las manos vacias, regrese con una gripe grande (como las de antes[1]) y no solo eso sino que también el sábado tuve 2 sustos, un temblor bastante interesante, el primero fue a las 11 de la ma?ana. Estaba durmiendo a esa hora y cuando se empezo a mover todo empece a buscar mi ropa y al no encontrarla pase directamente al marco de la puerta en pa?os menores y puteando a alguién. El segundo fue a las 3 de la ma?ana, estabamos con los chicos y también estubo complicado, de hecho quede pálido.

Todavía estoy con gripe y recién hoy salí de la cama.

[1] El dicho de lo de antes es porque se dice que los viejos decían: «frio eran los de antes» y claro si no tenían frazadas para taparse. Chiste de mi grupo.