Me llega normalmente un mailing de ITPymes con noticias, consejos y novedades con respecto al management y lo relacionado a las Pymes. En si me gusta porque toca temas interesantes que me ayudan a la formación personal como profesional.

En el último mailing llego una nota muy interesante, que por eso que me tomo el trabajo de comentarla acá para que la lean. En si habla de porque muchas veces nos cuesta decir que no y que va relacionado con la base de nuestra infancia, como nuestros padres influyeron en nosotros para luego poder afrontar ciertos desafíos o decisiones y como nuestro autoestima esta siempre presente.

Como podemos leer en el siguiente extracto:

Una de estas consecuencias es la dificultad para decir que no cuando uno piensa que debe hacerlo, ante peticiones que uno no desea aceptar. Según las estadísticas, que tengo muy confirmadas por mi experiencia personal en mis seminarios, un 80% de los directivos tiene dificultades para decir que no cuando desean hacerlo. Da igual que sea la petición un tanto abusiva de un cliente, de un colaborador o de un hijo, nos cuesta negarnos

Le recomiendo la lectura de esa noticia porque nos ayuda a darnos cuenta de ciertas actitudes que tenemos (por lo menos me ayudo a mi) y como poder ir cambiando eso.

Vía: ITPymes