Con la gran revuelta que se armó hace unos días cuando se descubrió que algunas agencias de seguridad de los Estados Unidos estaban espiando a algunos ciudadanos, se largó nuevamente a nivel mundial el paradigma de la seguridad, anonimato y privacidad en la red.

Una organización sin ánimo de lucro ha creado el servicio de OpenNIC, unos servidores DNS alternativos que «son abiertos y democráticos».

Tienen diferentes servidores esparcidos por el mundo los cuales son de acceso gratuitos y no son intervenidos por algún gobierno, corporación o individuos según comenta en su sitio web.

Es otra buena alternativa que se tiene para tener servidores públicos de DNS y en este caso sabiendo que son abiertos y pregonan seguridad y privacidad.

OpenNIC