Después de la vuelta de San Juan, que por cierto, la pase muy bien con mis amigos. Conocí al hijo del Willy, mi mejor amigo, que había nacido hacía unas semanas. Estuve con Pablito tomando unas cervezas y en San Juan me encontré con la Nedy, mi amiga de acá (Rio Cuarto) que también había ido a ver su familia. Nos divertimos mucho y nos sacamos algunas fotitos para recordar.
También hablé con el Fabri que esta en Neuquen, el pibe esta medio bajoneado porque no puedo estar con nosotros; estoy viendo la posibilidades de ir para allá cuando vengan las fiestas.
Otra cosa que me gusto de esta ida fue estar con mis viejos y además de estrenar al auto de mi viejo que esta «re tunning».
Nunca me había dado cuenta la cantidad de gente que llora en las despedidas de la terminal de omnibus, cuando me iba era una de lágrimas notable.
Ahora de vuelta tengo algunos problemitas que luego les contaré, solo espero que se solucione rápido.