La caida de un grande, el N80

Desde hacen unos dias estoy incomunicado porque mi N80 ha sufrido un daño en el flex y teclado. He quedado sin posibilidad de recibir SMS y llamadas.  Para contactarse conmigo queda el correo o el otro telefono.

Lo he llevado a reparar a un local de la ciudad pero ya han pasado 3 dias y no tengo respuesta de arreglo, por lo que me resignare a mandarlo al service oficial de Nokia a Buenos Aires y perder mas días sin él. Es una lástima porque es un lindo teléfono y lo tengo desde hace mucho tiempo pero puede que ya haya tenido su ciclo de vida.

Es también una posibilidad de poder cambiarlo, pero no hay aún algo que me atraiga como lo hizo ese teléfono, se puede decir que el N95 sería un gran paso, pero ya tiene su tiempo también, y me gustaría algo mas actualizado pero con las mismas características. El próximo celular deberá tener una buena cámara y gps, además del wifi que ahora es casi imprescindible.

Espero poder recuperar al telefonito..

1 comentario

  1. deberias probar con el n86, vas a quedar tan maravillado como el n80

    saludos
    un lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *