Esta semana me vino a visitar mi hermano por primera vez desde que estoy en Río Cuarto. Salimos desde que llego (el sábado pasado) casi todos los dias (hay algunos que el no quiso salir, sin embargo yo sí).
Lo mas gracioso que hoy leo en su blog que la vuelta a San Juan fue toda una odisea para él.