Odio estar resfriado, que los mocos se te caígan, que estornudes a cada rato, tener los ojos rojos y siempre lagrimosos. Tener los pa?uelos (porque trato de tener siempre 2) demasiados mojados. Que cuando trato de leer en el monitor, los ojos me lloren y la cabeza me duela. Me reuso a tener que estar en cama, espero que con los «te de la abuela» y algunos antigripales pueda salir rápido adelante. Y encima la semana que viene tengo una semana muy movida porque están las elecciones de la Universidad.
Cosas que pasan…(parezco Geremias 😉 )